Blogia

Musiquitos

Maestra, yo no voy a ser músico.

"Maestra, yo no voy a ser músico. ¿Por qué tengo que estudiar música en el instituto?"

Es verdad, puede que no vayas a ser músico en un futuro, pero, quizás, tampoco vayas a ser matemático, filólogo, historiador o físico, y no por ello piensas que las asignaturas de matemáticas, lengua, historia o física son menos importantes ni  te cuestionas su utilidad.

Al instituto no vienes para ser experto en ninguna asignatura en concreto, sino que vienes a recibir una formación general y a "entrenar" tu cerebro. 

Según dice la ley,  la educación secundaria obligatoria debe servir para:

- Adquirir una cultura básica.

- Desarrollar hábitos de estudio y de trabajo.

- Prepararte para tu incorporación a estudios posteriores y para tu inserción laboral.

- Formarte para el ejercicio de tus derechos y obligaciones en la vida como ciudadano.

La música cumple estos objetivos de sobra y contribuye a desarrollar otras muchas capacidades que ya iremos viendo.

Por eso, esta asignatura tiene que estar presente en el instituto. Es más, seguro que, si la música tuviera más peso en el sistema educativo español, todo iría mucho mejor.

Además, ¿no te parece que es un poco pronto para saber con certeza a qué te vas a dedicar cuando seas mayor? ¿Por qué descartas posibilidades tan pronto? Prácticamente estás empezando a vivir y las personas pueden cambiar mucho en poco tiempo. Cuando yo tenía vuestra edad nunca pensé que iba a ser profesora de música. Al final, resultó que una afición que tenía se convirtió en mi trabajo. Risa

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

La música influye en nuestros sentimientos.

La música influye en nuestros sentimientos.

  Que la música influye en nuestro estado de ánimo no es nada nuevo. Todos hemos sentido alguna vez la fuerza de la música y su capacidad para transmitir sentimientos y emociones. 

Piénsalo. ¿Cómo puede ser que una serie de sonidos sea capaz de conmovernos? La música tiene la extraña y maravillosa propiedad de emocionarnos y de hacernos sentir muchas cosas.  ¡Qué raro!, ¿verdad? Sí, es sorprendente; parece magia, pero es así. Hay música que nos alegra, que nos anima, que nos hace saltar. Hay música que nos relaja, que nos entristece, que nos inquieta, e incluso hay música que nos da miedo.

  La música puede contagiarnos sensaciones diferentes y manejarnos a su antojo. En cierta forma podríamos decir que la música nos manipula. Sí. La música es exactamente una manipuladora; y no tenemos que indagar mucho para darnos cuenta de ello. Sólo hay que pensar en un sencillo ejemplo. ¿Qué ocurre con la música compuesta para el cine? ¿Qué pasaría si quitásemos el volumen de la tele y viéramos las películas sin sonido? ¿Sería lo mismo? Pues claro que no. ¿Cómo va a darnos miedo un monstruo, un tiburón, un fantasma o un alien sin la música tétrica que los suele acompañar? Ante una escena trágica, ¿cómo vamos a sentir lo mismo  si a la película le falta esa música que nos pone un nudo en la garganta e incluso nos hace llorar?

Un arte como la música, con ese inmenso poder, con esa extraordinaria cualidad, ¿seguro que no sirve para nada?

El origen de la música. La presencia de la música en la vida del ser humano.

El origen de la música. La presencia de la música en la vida del ser humano.

Para demostrar las utilidades de la música, vamos a hablar, en primer lugar, sobre su origen.

¿Nunca os habéis preguntado desde cuándo existe la música? Pues bien, se sabe que la música existe desde el mismo origen del ser humano, desde hace cientos de miles de años. Los hombres primitivos eran capaces de fabricar flautas de hueso, instrumentos de percusión e incluso utilizaban el arco de caza como un instrumento. La música nació asociada a la danza, a la magia, a la hechicería y formaba parte de la vida.

  A pesar de haber transcurrido tanto tiempo, la música sigue existiendo y,  no sólo no ha desaparecido, sino que actualmente está más presente que nunca.

A lo largo del día son muchos los momentos en los que la música nos acompaña, aunque a veces ni siquiera nos damos cuenta.  Hoy, gracias a la tecnología, podemos escuchar música en cualquier momento y en cualquier lugar con el mp3, con el móvil, con el ipod, con la psp, etc. Más de uno y de una se pasa buena parte del día con estos aparatitos, escuchando a su grupo o cantante favorito.

  En resumen, la música ha existido y existe en todas las sociedades y culturas. Entonces, ¿cómo puede ser que no sirva para nada? Y si no sirve, ¿por qué la necesitamos? ¿Por qué no podemos prescindir de ella? ¿Por qué está tan presente en nuestras vidas? Indeciso

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿Para qué sirve la música?

He aquí la pregunta del millón. Uff, ¿cuántas veces me la habrán hecho? Enfadado

Bueno, vamos explicar a través de varios artículos para qué sirve la música. A ver si logro convenceros de todas sus utilidades. Guiño

Bienvenid@s al blog de Música del IES Fco. Romero Vargas.

Bienvenid@s al blog de Música del IES Fco. Romero Vargas.

Hola, chic@s.

Soy Verónica, la profesora de música del instituto. He creado este blog para tratar aspectos interesantes sobre la música y para publicar información útil para la asignatura. 

En ocasiones, escribiré también sobre la marcha de las clases y sobre las impresiones que tengo cuando trabajamos juntos esta materia tan maravillosa y tan poco valorada a la vez.

También podréis publicar en él comentarios que nos sirvan a tod@s para hacer que las clases de música sean más agradables y útiles. Ya sabéis que esos comentarios habrán de realizarse con educación y respeto si queremos que este blog sirva realmente para algo.

Sé que algunos de vosotros piensa que la asignatura de música no sirve para nada y que es un rollo. Yo os voy a demostrar que no es así y espero convenceros de ello a tod@s. La música sirve para mucho, por no decir para todo, y os sorprenderéis cuando conozcáis todas las utilidades que tienen la música y su lenguaje.

Bueno, no me enrollo más. Espero que participéis en este espacio y que todos saquemos provecho de él.

Nos vemos en las clases (y por aquí también). Guiño

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres